Connect with us

Cualidades de las Personas Altamente Exitosas

GATOS – Los beneficios de tener estos peluditos en nuestra vida

Published

on

¿Verdad que son una de las más lindas creaciones? Claro que si, esos peluditos son dueños de millones de corazones alrededor del mundo.

Y así mismo están incluídos dentro de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo.

 

Estos pequeños que ahora están domesticados, son descendientes de gatos salvajes. Se creía que su ancestro más cercano era el gato salvaje africano, pero estudios genéticos más recientes demostraron que  comparten una procedencia directa con los gatos salvajes de Medio Oriente.

Pero forman parte de la vida humana desde hace aproximadamente 9500 años, por eso forman parte de la cultura y de las leyendas de diferentes civilizaciones, como la egipcia, japonesa, china y escandinava.

 

De todas formas su domesticación es reciente comparada a otros mamíferos, y su docilidad la conservan con el fin de obtener alimentos de parte del humano. Lo que los lleva a ser tan atractivos, ya que son una combinación de salvajismo y docilidad, y son unos pequeños egocéntricos. Pero lo son justificadamente, ya que fue asociado con numerosas deidades tanto guerreras como protectoras.

 

La más conocida de las diosas-gata, es Bastet, patrona y guardiana del ámbito doméstico. Sin embargo, si se enfada, pierde sus aspectos maternales y no tiene piedad, transformándose de Hator-Bastet, a Sejmet, fiera leona, diosa guerrera y sanguinaria, patrona de los veterinarios.

 

 

BENEFICIOS DE TENER UN GATO.

 

Los estudios muestran que las personas que tienen animales de compañía, suelen tener mejor salud que aquellas que no los tienen.

¿Existe algo mejor que acurrucarte con tu gatito y que este ronronee?

 

Estas adorables bolas de pelos contribuyen mucho a nuestro bienestar físico y emocional:

 

  • Tener un gato reduce el estrés.
  • Normalmente, las personas que tienen un gato en su hogar tienen una presión artelial más baja que las personas sin mascotas.
  • La recuperación de las enfermedades es más rápida que la de las personas que no tienen animales de compañía. Fortalecen el sistema inmunológico.
  • Al ser independientes, necesitan menos cuidados que otras mascotas.
  • Ayudan a recuperarte de un trauma emocional más rápido.
  • Los niños que crecen con gatos, tienen menos enfermedades que aquellos que no tienen.
  • Está comprobado científicamente que el ronroneo de los gatos curan nuestros huesos con su frecuencia vibratoria. Además de reducir el estrés y el ritmo cardíaco.
  • Las personas que tienen gatos, reducen en un 30% el riesgo de muerte por ataque al corazón.
  • Producen vibraciones entre 20 y 140 hercios con sus ronroneos, esta frecuencia se considera beneficiosa para un gran número de enfermedades, según la Scientific American.
  • Al acariciar un gato generas oxitocina, que es una hormona que aumenta los sentimientos de confianza y amor.
  • Para los que luchan contra los trastornos de la depresión, tener un gato, además de reducir el estrés, sirve como distracción positivia.
  • Incrementan nuestro sentido de responsabilidad. Tener una mascota contribuye a seguir una rutina, mantener esa responsabilidad y la actividad social.
  • Calman el sentimiento de soledad. Según investigadores de las Universidades de Miami y Saint Louis, las mascotas pueden cumplir las necesidades sociales de una persona al igual que los humanos.
  • Tener mascotas ayuda a evitar infecciones respiratorias.
  • Mejoran el estado de ánimo e incluso el autoestima.

 

 

Además de que sus carácter y comportamiento, son dignos ejemplos a seguir.

 

Los gatos son amantes de las siestas.

 

Un gato adulto duerme entre 12 y 15 horas diarias, mientras que un gato bebé duerme unas 20 horas. Duermen tanto por cuestiones de superviencia, clima, edad, actividad, sexualidad, etc.

Para los humanos, una pequeña siesta a mediodía, puede activar tu estado de alerta, la memoria, la creatividad, la productividad y el buen humor en general.

 

Por eso, valiéndonos de su sabiduría y de su compañía, podemos aprovechar y acompañarlos a dormir una pequeña siesta.

 

 

El fracaso no les impide continuar.

 

Con sus ocurrencias y sus ganas de trepar, puede ocurrir que tengan accidentes, que caigan. Pero, además de caer parados, ellos siempre continúan. Tienen un increíble espíritu de resiliencia, y saben mejor que los humanos que fallar, no nos impide continuar hasta lograrlo.

Por algo, cuando tenemos un golpe de buena fortuna luego de una crisis, es común usar el dicho “eres como los gatos, caíste parado”

 

 

Viven el presente.

 

“El ayer es historia, el mañana es un misterio, el hoy es un regalo, por eso se llama presente” (Maestro Oogway, Kung Fu Panda)

Si hay un gran ejemplo de vivir el momento presente, este lo da el gato.

Ellos pueden mantener perfectamente la calma, durante horas y apreciar el momento presente.

Cuando ellos están echados en el sillón, en la ventana, en el balcón, sobre la mesada, en cualquiera que sea su lugar preferido, ellos solo están ahí, observando la vida manifestarse, fluir, sin inmutarse.

Nosotros podemos tratar de imitar ésta conducta, detenernos un momento, observar con atención, alimentar la contemplación, poner los pies en la tierra, dejar de pensar un momento en qué pasará mañana y enfocarnos en el ahora, tal y como lo hacen nuestros michinos.

 

 

Son estratégicos.

A diferencia de los perros, no salen corriendo como locos a la primera posibilidad de juego. Ellos miran con gran escrutinio lo que ocurre a su alrededor, lo que pasa, lo que hace el humano, estudia toda la situación y luego decide si seguirnos el juego o ignorarnos.

Son muy reflexivos, estrategas y deliberados. Algo digno de imitar al momento de tomar decisiones.

 

Son divertidos.

 

Ya sea que están jugando, o que intentan hacer algo y no les sale, nos hacen reír muchísimo.

Y ya sabemos que la risa trae muchísimos beneficios a nuestro cuerpo. Cuando reímos, nuestro cuerpo segrega endorfinas, sustancias que poseen propiedades similares a la morfina, aliviando el dolor, aportando equilibrio entre el tono vital y la depresión. Reír disminuye el insomnio, previene infartos, rejuvenece la piel, despeja nariz y oídos, reduce la presión arterial, refuerza el sistema inmunológico, facilita la digestión, mejora la respiración, etcétera.

 

Es decir que además de hacernos felices y de todos los beneficios que te contamos, al hacer que nos despancemos de risa con sus ocurrencias y sus juegos, aportan muchísimas más ganancias a nuestro cuerpo, nuestras emociones y nuestra psiquis.

 

¿Sabías que eran tan beneficiosos para nuestra salud?  ¡Gracias gatitos!

 

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Salud Natural

Meditación

Published

on

Si sientes estrés, si necesitas relajarte, estar en calma, en paz, alegre, revitalizado, con relaciones sanas. Sentirte en armonía contigo mismo/a, con las personas que te rodean, con la naturaleza, etcétera, a continuación te contaremos una forma muy sencilla y saludable de lograr ese estado de plenitud que tanto buscas.

 

La meditación, es una práctica en la que la persona entrena la mente para inducirla a determinados estados, ya sea para obtener algún beneficio, observarse a si mismo o por el simple hecho de lograr ese estado mental.

Puede incluir diversas prácticas que incluyen técnicas diseñadas para obtener diferentes resultados, como: promover la relajación, construir una energía interna, desarrollar la compasión, el amor, la paciencia, la generosidad y el perdón. Una de esas técnicas de meditación tiene por objetivo lograr enfocar la atención en un punto y sin esfuerzo, para que de esa manera la persona llegue a un estado de bienestar continuo y en cualquier ámbito de la vida diaria.

La meditación, normalmente implica un esfuerzo para autoregular la actividad mental y aliviar condiciones de salud, como presión alta, depresión y ansiedad.

 

Ha sido practicada desde la antigüedad como un componente de numerosas religiones y creencias, sobre todo la budista, pero la meditación no constituye una religión en si misma.

 

Estudios psicológicos y fisiológicos han demostrado que la meditación puede inducir a un estado alterado de la conciencia, que tienen una correspondencia neurofisiológica posible de medir. Se han hallado también resultados beneficiosos en actividades cognitivas, para aliviar la depresión, etc.

 

 

BENEFICIOS DE LA MEDITACIÓN

 

 

La meditación ofrece innumerables beneficios para tu cuerpo y mente. Y si estás en un camino espiritual, también aportará mucho en él.

 

Beneficios físicos.

  • Libera y previene el estrés.
  • Reduce la presión sanguínea.
  • Reduce el lactato en sangre, lo que reduce los ataques de ansiedad
  • Fortalece tu sistema inmunológico.
  • Aumenta tus niveles de serotonina lo que te aporta felicidad.
  • Disminuye los dolores por tensión como: dolores de cabeza, úlceras, insomnio, problemas musculares y de articulaciones.
  • Tu cuerpo se vuelve un generador, ya que generas una fuente de energía interior.

 

Beneficios mentales.

  • Disminuye la ansiedad.
  • Mejora tu estabilidad emocional.
  • Aumenta tu felicidad.
  • Aumenta tu creatividad.
  • Desarrolla tu intuición.
  • Logras paz mental.
  • Logras claridad mentale.
  • Los problemas se vuelven pequeños para ti, ya que la meditación te hace consciente de que tu felicidad depende de tu actitud interna.

 

 

TIPS PARA LA MEDITACIÓN

 

 

Para la meditación, hay diferentes técnicas, que funcionan de acuerdo a las preferencias de cada persona.

Vamos a compartirte algunos tips para que puedas empezar a meditar, y a darte algunas recomendaciones para que elijas aquella con la que te sientas más a gusto.

 

Ambiente.

Si recién inicias en meditación, será conveniente que elijas un lugar silencioso y privado. Puede ser tu dormitorio, el living, o incluso tu oficina.

No es necesario que haya silencio absoluto, de hecho, es algo medio difícil de conseguir, porque aunque estés en el medio del campo, sentirás los sonidos de la naturaleza.

Aprovecha los sonidos que haya, ya sea el canto de las aves o el sonido de un taladro. Si, aprovéchalos para estar consciente de ellos, sin que te distraigan de tu meta.

Puedes incluir música relajante o una fuente de agua.

 

Ropa.

Ponte ropa cómoda para favorecer el proceso de relajación. Si te sientes incómodo/a, será más difícil serenar la mente y bloquear los factores externos.

Usa ropa suelta y quítate los zapatos. Si estás en un lugar frío asegúrate de usar algo cómodo pero abrigado, para que la sensación de frío no absorba tus pensamientos.

Si te encuentras en tu lugar de trabajo y no puedes cambiar, busca ponerte lo más cómodo/a posible.

 

Tiempo.

Decide cuanto tiempo deseas meditar antes de comenzar. Si estás iniciando en la meditación, puedes meditar por lapsos cortos de 5 minutos al día. A medida que avances en la práctica podrás meditar más tiempo. Los que ya practican meditación, recomiendan 20 minutos dos veces al día.

Intenta meditar siempre a la misma hora, más allá del momento del día y la cantidad de minutos que lo hagas. Y cuando decidas tu horario, cúmplelo.

Otra cosa importante es no estar pendiente del reloj, de cuántos minutos llevas meditando, o tus pensamientos se fijarán en eso. Te recomendamos poner una suave alarma que anuncie el fin de la meditación, o usar una pista de música relajante para contar tus minutos, finalizando tu meditación cuando finalice la reproducción.

 

Estirar.

La meditación requiere que pases tiempo en cierto lugar y en cierta posición, por lo que es importante minimizar la tensión antes de comenzar. Para ello puedes realizar estiramientos ligeros durante unos minutos antes de comenzar, para ayudarte a relajar tus músculos y preparar tu mente. Además de que evitará que te enfoques en un determinado punto de dolor.

Estira el cuello, hombros, brazos, piernas y espalda.

 

Posición.

Si bien la posición más utilizada en meditación es la de loto, hay personas que no pueden realizarla por falta de elasticidad, problemas en huesos, músculos o ligamentos, etc.

No es regla de oro que tomes esa postura, lo importante es que te sientas cómodo/a.

Puedes sentarte sin cruzar las piernas, apoyar tu espalda e incluso puedes acostarte, busca aquella posición que reduzca la tensión muscular.

 

Respiración.

La respiración es uno de los puntos más importantes en la meditación y es la mejor opción para empezar tu práctica. Lo único que tienes que hacer, es prestarle atención. Sentir como sube y baja tu abdomen al inhalar profundamente y exhalar lento. Si en un momento comienzas a divagar, no te preocupes, es normal. Solo observa tu pensamiento y déjalo ir concentrándote de nuevo en tu respiración.

 

Mantra.

En la meditación, te puede ayudar a enfocarte si utilizas la repetición de un mantra, una y otra vez hasta que genere un estado de tranquilidad mental. Puede ser un sonido, palabra o frase. Puedes usar desde palabras sencillas como paz, amor hasta mantras como “om”, “sat”. O puedes también buscar mantras mas complejos en internet y repetirlos.

 

Objeto.

Una buena forma para alcanzar un estado de meditación profundo, es enfocar la atención en un objeto específico. Puede ser una llama de una vela, cristales, flores, etcétera.

 

Visualización.

Esta es otra técnica conocida de meditación que consiste en crear un lugar tranquilo en tu mente y explorarlo. Puede ser un lugar que ya conozcas o que te gustaría conocer, puede ser algo creado por ti mismo/a, puede ser cálido, frío, tener los colores que quieras, la vegetación que quieras, incluso puedes crear cosas que no existan en nuestro mundo. Así hasta llegar al estado de relajación profunda.

También puedes visualizar luz que entra a tu cuerpo inundándolo todo. Puedes usar cualquier color de los recomendados en cromoterapia, e incluso utilizarlos de acuerdo a las necesidades específicas.

Cuerpo.

Otra técnica para la relajación profunda es enfocarse en diferentes partes del cuerpo. A medidas que respiras profundamente, centra la atención por ejemplo en tus manos, y siente como se relajan; continúa con el brazo, los hombros, el cuello, la espalda, así hasta completar todas las partes de tu cuerpo, sintiendo como se van relajando a medida que enfocas tu atención en cada una.

 

Clave de S.O.L

Otra forma de meditación es tomar consciencia en cada momento de nuestra vida cotidiana, en cada cosa que estemos haciendo. Tenemos tendencia a hacer las cosas de manera automática y con nuestra mente en cualquier lugar.

Una forma de meditación es la clave de sol, que consiste en estar consciente de tres cosas:

Sujeto. ¿Quien soy? Tomar consciencia de uno mismo, de nuestro cuerpo.

Objeto. ¿Qué estoy haciendo? Tomar consciencia de la actividad que estemos realizando. Si estás caminando, puedes enfocarte en el movimiento de tus pies por ejemplo.

Lugar. ¿Dónde estoy? Tomar consciencia de nuestro entorno y de las personas que nos rodean.

 

Ahora ya tienes unas cuantas técnicas de meditación. Solo falta que pruebes para que elijas aquella que va mejor contigo.

 

 

 

 

Continue Reading

Cualidades de las Personas Altamente Exitosas

La Lectura – Beneficios y Consejos para una Lectura Optima

Published

on

¡Que hermoso es leer! La lectura es algo que apasiona a millones personas en el mundo. Si eres un lector apasionado, probablemente tengas sensaciones como la de transportarte a otro mundo, de emocionarte, sentir tensión, rogar que tu personaje favorito salga bien librado de una situación llorar, reír, enojarte con el malvado, la sensación de vacío cuando la historia ha acabado. Y eso solo contando la lectura.

¿Que pasa con el ritual previo? Ese momento en el que entras a la librería y te sientes en el paraíso, hay ejemplares por doquier, no sabes cuál elegir. Revisas las portadas, lees las sinópsis, todos son atractivos. Terminas siempre llevando más de uno. No ves la hora de que llegue el momento en que te puedas sentar a leer tu nuevo tesoro. Le quitas el protector, lo abres y entierras la cara para sentir su olor. ¡Oh, si! ¡Nos encanta el olor a libro!

Leer es algo que viene muy arraigado a la historia de la humanidad; desde los primeros jeroglíficos, pasando por los papiros, los libros impresos y los libros digitales. El hábito de la lectura ha cambiado junto a la historia.

Los primeros en leer a la perfección fueron los esclavos de Grecia, quienes narraban a sus amos.  Fue siglos más tarde que la lectura se volvió silenciosa y hacia adentro.

 

Antes de darte un par de tips, vamos a contarte algunos beneficios.

 

Entre los muchos de beneficios que trae de la mano la lectura, los más destacados son:

 

 

  • Favorece la concentración y la empatía

 

Ejercitar la mente con la lectura favorece a la concentración.

Y al ir conociendo diferentes personajes, sentir lo que sienten, emocionarnos con las diversas situaciones, etcétera, nos ponemos en los zapatos del otro, es decir, empatizamos. Lo que nos permite vivir nuevas experiencias por el gran impacto emocional que tiene en nosotros, emociones que tal vez tardaríamos décadas en descubrir.

“Leer es una gran manera de expandir nuestro horizonte de experiencias” afirma el Psicólogo Raymond Mar de la universidad de York, en Canadá. Y es que leer la historia de un personaje es casi igual a vivirla, según estudios sobre la actividad cerebral.

Raymond Mar también explica que “no es el hecho de saber simplemente si un área particular del cerebro se activa cuando leemos, sino en conocer cómo funciona la mente en ese proceso”

 

  • Desarrollamos la imaginación y como decía Albert Einstein “la verdadera señal de inteligencia no es el conocimiento, sino, la imaginación”.

Una de las primeras reacciones al leer es crear fotos en la mente, es decir, imaginar. “Hay evidencias de que cuando se lee, la mente crea o recuerda objetos que se asemejan a la descripción” afirma Mar.

“Básicamente, si lees una rica descripción de una escena, podrás ver la activación cerebral en la corteza visual. Hay similitudes entre percibir y leer acerca de la percepción”, añadió.

 

 

  • Modifica nuestro cerebro, ya que, quienes leen a menudo incrementan la conectividad de sus neuronas. Mientras estás leyendo esto, tu hemisferio izquierdo activa áreas de tu cerebro a gran velocidad, tus ojos buscan reconocer las formas de las letras, mientras tu corteza inferotemporal detecta palabras y transmite la información a otras regiones.

“La lectura es a la mente lo que el ejercicio al cuerpo” (Joseph Addison)

 

 

Es un excelente hábito  por todos los beneficios que te contamos anteriormente. No importa tu edad, ni tu condición. Si bien para las diferentes etapas de la vida la lectura varía de acuerdo a las necesidades, el resultado es el mismo.

 

Para algunos leer es un pasatiempo, para otros es una obligación, ya sea por trabajo o estudio. En cualquiera de los casos es un buen ejercicio mental.

 

TIPS PARA UNA LECTURA ÓPTIMA

 

 

Para algunos leer es un pasatiempo, para otros es una obligación, ya sea por trabajo o estudio. En cualquiera de los casos es un excelente ejercicio mental y para todos varía lo que contribuye a que su lectura sea óptima.

Vamos a ver algunos puntos claves, para que detectes aquello que te hace sentir más cómodo a la hora de leer.

 

1) Elegir el formato.

 

En ésta era de la tecnología, los formatos digitales van in crescendo, lo cual favorece en muchos aspectos, ya que, cuidamos el medio ambiente y ocupamos menos espacio en nuestro hogar. Por eso cada vez más personas optan por este formato.

Pero hay muchos a los que leer desde un dispositivo electrónico les cansa la vista o les da pereza, o simplemente prefieren el libro y su olor.

Por lo que te recomendamos probar ambos formatos antes de decidirte por uno.

 

2) Detectar el lugar en el que te sientas más cómodo.

 

No todos tienen los mismos gustos a la hora de leer, especialmente aquellos para los que la lectura es un hobby. Debes probar diferentes lugares, aquellos que beneficien a tu concentración.

A algunos puede resultarles más cómodo leer al aire libre como el parque, o en tu jardín. Incluso si lees en tu propio jardín, puedes hacerlo hasta en climas más fríos. Solo necesitas disponer de una fuente de calor como una pequeña fogata y una manta.

Otros preferirán la comodidad de su hogar. Puedes leer en tu dormitorio, el living  y no seamos tímidos, muchos se llevan su libro al baño.

O quizás tu mejor lugar de lectura sean lugares con mayor circulación de personas, como una cafetería, en subte o bus, etcétera.

3) Tener una posición cómoda.

 

Este punto es fundamental, no solo para mejorar tu lectura, sino también para beneficiar tu cuerpo. Hay personas que pueden estar horas leyendo, y si están en una posición incómoda, comenzarán a sentir dolores en diferentes áreas del cuerpo, con lo que su atención se empezará a desenfocar del libro y pasará a la región que adolece.

Por lo tanto, te recomendamos que sea cual sea el sitio que elijas para leer, tengas la posibilidad de cambiar de posición.

Si te gusta leer sentado/a, asegúrate de tener un asiento bien acolchonado y la espalda recta siempre.

Puedes leer en la cama, en el sofá, en una silla, recostado sobre una alfombra, mientras ejercitas en una bicicleta fija, etcétera. Busca aquello que te permita estar más tiempo leyendo sin que tu cuerpo se canse.

Si sientes dolores, es bueno levantarse, estirarse un poco y cambiar de posición. Incluso puedes leer caminando ida y vuelta en una línea libre de obstáculos.

 

4) Sonido ambiental.

 

 

Como dijimos anteriormente, las preferencias a la hora de leer cambian de acuerdo a los gustos de cada persona. Cada quién puede elegir aquello con lo que se siente más cómodo.

En cuanto al sonido ambiental es muy simple, algunos se concentran más con mucho ruido, otros con poco, otros con nada.

Si estás dentro del primer y segundo grupo, debes buscar lugares que aporten esos sonidos que te ayudan a concentrarte, ya sea lugares muy o medianamente transitados. O lugares en los que los sonidos de la naturaleza son protagonistas, o también puedes llevar unos auriculares con tu propia selección de sonidos. Si no es eso, puedes quedarte en tu casa y encender el televisor.

Si te gusta estar en absoluto silencio te recomendamos buscar sitios tranquilos, puede ser tu casa, una biblioteca o un lugar tranquilo retirado de la sociedad. Ya sea un parque, un campo, un lago.

 

5) Aperitivos e infusiones.

 

 

Antes de comenzar a leer, te recomendamos que tengas preparado un aperitivo para que cuando tengas hambre ya tengas algo a mano para comer y no tengas que detener la lectura.

A muchos las infusiones como el te o el café los ayuda a concentrarse a la hora de entrar en ese universo paralelo. Otros prefieren las bebidas frías como te helado, licuados o jugos de fruta. Sea cual sea tu caso, aprovecha y disfruta tu bebida. Así estarás estimulando muchos sentidos al mismo tiempo. Eso si, ¡ten cuidado de no manchar el libro!

 

 

blog

Pagina de inicio

 

 

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 David Michigan