Connect with us

Espacio Vegetariano

7 Alimentos Que Te Mantendrán Joven

Published

on

La humanidad se ha caracterizado a lo largo de los años por estar siempre en la búsqueda de algo. Buscamos la verdad, buscamos poseer, buscamos mejorar la calidad de vida, la salud. Y hay algo que siempre hemos buscado: el secreto de la juventud.

 

Lo cierto es que envejecer es un proceso biológico natural que no se puede detener. Todos tenemos que afrontarlo en algún momento de nuestras idas.

 

En todas las personas, comienza el proceso en determinada edad de nuestras vidas. Por lo general es a partir de los 45 años, pero en algunos casos, por factores externos como una mala alimentación, la exposición a los rayos UV, la exposición continua a toxinas, pueden acelerar el proceso.

 

Si bien hay una amplia variedad de tratamientos internos y externos para retrasar sus signos, lo cierto es que es inevitable.

 

Lo más preocupante, más allá de las arrugas en la piel, son la aparición de afecciones físicas que trae aparejado el envejecimiento, afectando nuestra calidad de vida.

 

Algo fundamental para mantenernos en buen estado, además del ejercicio físico, es la alimentación. Mantener una dieta equilibrada y rica en nutrientes, nos lleva a mantener nuestro cuerpo sano.

 

A continuación dejamos una pequeña guía de alimentos que promueven la juventud, para que incorpores a tu dieta diaria.

 

AGUACATE

 

El aguacate contiene grasas monoinsaturadas y aminoácidos esenciales que promueven la regeneración de las células promoiendo un cuerpo sano y joven. Estas sustancias controlan también los desequilibrios en los procesos inflamatorios del cuerpo, disminuyendo el riesdo de enfermedades articulares y del sistema cardiovascular.

También contiene gran cantidad de vitamina E, poderoso antioxidante que revierte los efectos del daño celular en la piel.

Puedes comerlo cortado en pequeños trozos, junto a pimiento picado y/o cebolla picada chiquita, con un pequeño toque de sal y limón.

Puedes también hacerlo papilla con un poco de limón para acompañar tus emparedados, tu carne.

Puedes agregarlo, cortado en cubos, a tus ensaladas.

 

BAYAS

Ingerir bayas mejora la circulación de la sangre, lo cual lleva a una mayor oxigenación celular que retrasan la aparición de los signos de la edad.

Aportan vitaminas, fibra y minerales esenciales para los sistemas principales del cuerpo. Actúa como antioxidante gracias a su gran contenido de vitamina C, que promueve también la producción de colágeno y elastina que son beneficiosos para la piel.

Puedes comerlas directamente, agregarlas a un yogur, a un pastel, a una gelatina, puedes incluso hacer un licuado, bañarlas en chocolate o preparar mermelada.

 

CHOCOLATE AMARGO.

El chocolate amargo, es aquel elaborado con más del 60% de cacao. Contiene gran cantidad de antioxidantes y grasas saludables que ayudan a frenar el envejecimiento celular.

Sus nutrientes, además de brindar un plus de energía, promueven el proceso de regeneración para evitar trastornos crónicos e inflamatorios.

También brinda interesantes beneficios a la salud cognitiva, a la vez que mejora el estado de ánimo y la concentración.

Puedes comerlo directamente, en mouse, en pasteles, colocar un trozo en un tazón de leche caliente

 

FRUTOS SECOS

Contienen colágeno y otros aminoácidos que apoyan el proceso de regeneración celular. Tienen muchas propiedades contra el envejecimiento de los órganos internos y la piel.

Algunos de ellos contienen omega 3 y vitamina E, que protegen contra la inflamación y las toxinas.

En cuanto a los frutos secos, puedes también comerlos directamente, cortarlos en trozos y agregarlos a tus ensaladas, bañarlos en chocolate, preparar turrones. Puedes también tostarlos y guardarlos en un frasco para agregarlos a tus comidas o postres.

Con ellos también puedes preparar diferentes leches ricas y nutritivas.

 

MELONES

Son muy ricos en antioxidantes y agua, y bajos en calorías. Por eso es muy implementado en planes nutricionales.

Tienen propiedades diuréticas, antiinflamatorias y depurativas que en conjunto ayudan a combatir la retención de líquidos y las toxinas.

Puedes comerlo directamente, prepararte licuados, agregar trocitos de melón a la gelatina antes de ponerla a enfriar, en un pastel, con yogur, etcétera.

 

VERDURAS DE HOJAS VERDES

Se caracterizan por su alto aporte de fibras, proteínas y antioxidantes de alta calidad que promueven la actividad celular y fortalecen el sistema inmunológico.

Aportan beta-caroteno que ejercen un efecto protector en la piel y los ojos, ya que disminuyen el deterioro causado por los rayos del sol y la contaminación.

Son excelentes alimentos para la protección general del organismo. Además ayudan a reducir el colesterol y al presión alta, por ende, reducen también el riesgo de afecciones cardiovasculares.

Estas se pueden comer crudas en ensaladas, acompañadas con aceite de oliva, queso rallado, frutos secos picados, semillas, ajo, aceto balsámico.

También se pueden preparar pequeñas croquetas, tortillas, como relleno de tartas, pastas, empanadas, en souflé, salteadas para acompañar.

 

ZANAHORIAS

Ricas en compuestos antioxidantes como el beta-caroteno, gran aporte de minerales y agua. Ofrecen protección a la salud visual, brindan barrera protectora contra el daño por oxidación de las células, contrarrestan los efectos negativos de los radicales libres y el sol. De esta manera evitan el envejecimiento prematuro y las enfermedades crónicas asociadas a este.

Las puedes comer crudas, en ensalada, en puré, salteadas, hervidas, al vapor, al horno. Para acompañar arroz o carne. Agregadas en salsas de tomate o para realizar pasteles.

 

Si bien estos alimentos aportan beneficios para mantener un cuerpo joven, lo cierto es que no es cuestión de ingerir por ingerir. Tenemos que tener una dieta equilibrada y sana para que nuestro organismo se beneficie de ello, y que se note el efecto en nuestro cuerpo. Así también debemos incorporar otros hábitos saludables y eliminar malos hábitos.

 

El excesivo consumo desmedido de alcohol, tabaco y cualquier otro tipo de drogas, o una exposición prolongada al sol, afectan nuestro cuerpo interna y externamente. Si tienes el hábito de tomar una copita de vino después de comer, está bien. Si fumas hasta cuatro cigarrillos al día, está bien. No notarás tanto el daño. El consumo excesivo de sustancias tóxicas es lo que nos lleva al desgaste.

 

Es fundamental complementar con un plan de ejercicio semanal. Caminatas al aire libre, correr, ir al gym, yoga, danzas, artes marciales, deportes. Cualquier actividad que potencie tu salud.

 

¡Anímate a incorporar estos alimentos a tu dieta diaria, goza del ejercicio y que tengas buena salud!

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Espacio Vegetariano

Cómo Tener Tu Propio Huerto

Published

on

Crear un pequeño huerto en casa, es una tarea que puede resultar muy satisfactoria, divertida y enriquecedora. Ya sea que lo hagas en tu patio, en tu balcón, o en tu terraza, la práctica de la agricultura doméstica, nos va a aportar muchos beneficios como:

 

  • Reduce el estrés al ser una actividad relajante y divertida. Disponer de un pequeño huerto en nuestro hogar, va a suponer una vía de escape frente al asfalto, el cemento, el ruido, la contaminación y también frente al estrés y las preocupaciones.
  • Potencia nuestra capacidad de observar y entender la naturaleza. La mayor parte de la población vive en ambientes muy urbanos sin ningún contacto con el medio natural y rural, esto hace que cada día más personas sientan la necesidad de introducir un poco de “verde” en sus vidas.
  • Aumenta la sensibilidad hacia la sostenibilidad, nos lleva hacia la permacultura.
  • Nos va a permitir conocer el ciclo de vida de los vegetales y las relaciones entre distintos seres vivos, potenciando nuestra capacidad de observación y ofreciéndonos un recurso educativo muy valioso para nuestros hijos. Constituirá un lugar de aprendizaje continuo a través de la experiencia que vayamos adquiriendo en el cultivo de nuestras hortalizas.
  • Nos permite redescubrir el sabor de los alimentos.
  • Nos da seguridad sobre lo que comemos, ya que sabemos que no tienen plaguicidas porque nosotros mismos los cultivamos.
  • Nos motiva a preocuparnos por la calidad y el origen de los alimentos que compramos. Nos proporcionará alimentos sanos, nutritivos y sabrosos que nos harán pensar en el origen de los alimentos, convirtiéndonos en consumidores más responsables y exigentes en cuestiones como la seguridad y la soberanía alimentaria.
  • En el caso de huertos realizados en terrazas o azoteas puede llegar a tener importancia en el ahorro energético de la vivienda, disminuyendo la temperatura y permitiendo un ahorro en climatización.
  • Por último decir que el huerto es un espacio que refleja nuestra personalidad, que está vivo, evoluciona con los años y con los cambios de estación y en su diseño ydecoración podemos expresarnos artísticamente.

 

LA IMPORTANCIA DE TENER TU PROPIO HUERTO

 

 

A pesar de vivir en un país desarrollado y tener la posibilidad de llevar una dieta variada, aún así no es suficiente. Nuestro cuerpo está hambriento de nutrientes, vitaminas, minerales, calorías. Esto se debe no solo a lo que consumimos, sino a cómo lo consumimos.

Aunque la fruta y la verdura sean los alimentos que aportan mayor cantidad de los nutrientes que necesitamos, y aunque sean la base de nuestra alimentación, sigue habiendo un déficit alimenticio.

 

Esto ocurre principalmente por dos factores:

 

  • Los largos intervalos entre la cosecha y el consumo implican recurrir a métodos de conservación que ralentizan los procesos bacterianos que causan la degradación del alimento, como la congelación y la refrigeración. Durante estos procesos se produce una pérdida considerable de minerales y vitaminas.
  • Podemos comprar todo tipo de fruta y hortaliza en cualquier época del año. Esta oferta permanente se consigue gracias a que nuestros alimentos recorren muchos kilómetros, ya que para obtenerlos es necesario traerlos desde los países de otro hemisferio. Para que el producto llegue a nuestras manos con buen aspecto ha de ser recogido antes de que madure, por lo que al fruto no le da tiempo de alcanzar al punto óptimo de azúcares y nutrientes que es lo que en definitiva se traduce en su sabor y aroma característicos.

 

Por eso es aconsejable tener un huerto propio, para recuperar el verdadero sabor de las frutas y verduras. Y para que lo que consumamos esté cargado de todos los nutrientes que necesitamos para tener una alimentación más sana.

Por lo que vamos a darte algunos consejos para que puedas comenzar a armar el tuyo. Puede que falles al principio, puede que alguna que otra verdura no crezca. Pero con tiempo, práctica y observando la naturaleza, aprenderás.

 

COMO HACER UN HUERTO PROPIO

 

 

Lo que vas a necesitar para tu huerto propio es lo siguiente:

 

 

  1. Un lugar con luz solar directa.

Ya sea en el balcón, en la terraza o en el patio necesitas luz solar, ya que es indispensable para que nuestras hortalizas hagan su proceso de fotosíntesis.

Tienes que buscar aquel lugar con mayor incidencia de luz durante el día, durante el año y también hacer una selección de las hortalizas correspondientes a cada época.

En función de la insolación que tengamos elegiremos las hortalizas que cultivaremos. Si tenemos muchas horas de sol en verano, recurriremos a cultivos exigentes como las berenjenas, los tomates o los pimientos, mientras que si recibimos menos horas de sol, optaremos por cultivos menos exigentes como lechugas, cebollas, rábanos, fresas.

 

2. Recipientes y sustratos

En una vivienda unifamiliar con un pequeño terreno, podremos destinar una zona para nuestro huerto, delimitando el espacio y aportando al suelo abonos orgánicos que mejoren sus condiciones físico-químicas y su fertilidad. Si no disponemos de suelo, podemos crear nuestro huerto usando recipientes de cultivo y sustratos orgánicos.

En cuanto a los recipientes elegiremos siempre aquellos que nos permitan un mayor volumen de sustrato, en función del espacio disponible que tengamos. Es más importante el volumen total que puede albergar que la profundidad del recipiente. Una buena opción son las mesas de cultivo.

En cuanto al sustrato, lo más adecuado es usar  orgánicos, los cuales deben ser ligeros, para permitirnos su manejo con facilidad y no sobrecargar nuestras terrazas o balcones. Una buena opción es la tierra de compostador, que puedes comprarla o fabricarla en tu casa.

3. Sistemas de Riego para el Huerto

En los recipientes, el agua se agota con mayor facilidad que en el suelo, lo cual nos va a obligar a estar más pendientes del riego. Por otro lado, debemos tener cuidado con el exceso de riego.

Una de las tareas más importantes y donde tenemos que ser más precisos es en el riego, buscando siempre mantener una humedad constante, ajustándola a la época del año y a las hortalizas que estemos cultivando.

Podemos regar de forma manual, lo cual será un buen método sobre todo en pequeños huertos. Lo más adecuado, en este caso, es el uso de la regadera y hacer el riego poco a poco para evitar la formación de grietas en el sustrato.

Si tenemos un huerto relativamente grande y sobre todo si en la época de verano recibimos mucha insolación, es de gran ayuda la instalación de un sistema de riego por goteo con programador.

 

4. Semillas y Plantones

Para el agricultor principiante, se recomienda comenzar cultivando plantones, ya que, aunque no vemos la primera parte del ciclo de la planta, simplifica bastante las tareas del huerto.

 

¡MANOS A LA OBRA!

Luego solo queda la siembra, el trasplante y la cosecha. En éstas tres actividades irás adquiriendo experiencia a medida que trabajes sobre tu huerto y sobre las diferentes hortalizas.

 

Para la siembra se recomienda utilizar un semillero. En el mercado hay varios tipos a la venta, pero también puedes usar recipientes de yogurt o crema que ya no utilices. Recuerda dejar los semilleros en un lugar expuesto a la luz, colocar el sustrato y mantener la humedad con riego.

 

Una vez que la planta crece y tiene unas hojas, hay que trasplantarlas al recipiente definitivo y aplastar un poco la tierra para que no quede aire alrededor de las raíces, sin pasarnos. Luego, el primer riego debe ser abundante para que adquiera fuerza nuestra plantita.

 

Hacia el final tendrás la tarea más gratificante: cosechar. Sólo hay que conocer el punto.

La mayoría de las hortalizas se cortan cuando el fruto está maduro, como  el tomate, el pimiento, que adquieren color rojo cuando han madurado. En el caso de los pimientos, puede ser verde o amarillo también.

Otras verduras como el pepino y los calabacines, se cosechan antes del punto de maduración, antes de que la planta semille.

Las verduras de hojas verdes como la lechuga, acelga, espinaca, e incluso las hierbas aromáticas como el perejil o la albahaca, nos permiten ir cortando hojas a necesidad. Sin necesidad de cortarlas, y luego volverán a crecer.

 

Ahora que ya tienes estos pequeños consejos, puedes poner manos a la obra y comenzar a trabajar en tu propio huerto, para obtener alimentos mas sanos y ricos, y lo más importante: sembrados, cuidados y cosechados por ti mismo/a.

 

 

Continue Reading

Espacio Vegetariano

HIERRO, CALCIO Y VITAMINA B12: Lo que deben saber quienes comienzan una dieta vegana.

Published

on

Ya es de común conocimiento los sanos aportes que traen a nuestro cuerpo y al medio ambiente, la adopción de una dieta basada en vegetales, legumbres, cereales y semillas.

 

Previene y cura de enfermedades cardio-vasculares, arteriosclerosis, obesidad, diabetes, calculos renales y biliares, cáncer de mama, de colon, de páncreas, osteoporosis. Reduce el nivel de estrés y de agresividad. Promueve el sueño tranquilo, entre muchos otros beneficios.

 

La preocupación de muchas personas antes y durante la dieta vegana, es la falta de nutrientes. Déjame decirte que esa es una cruel y vil mentira que las grandes industrias cárnicas nos han hecho creer para mantener su negocio.

 

Lo cierto es que las personas pueden vivir bien e incluso mucho mejor, con una dieta libre de carne y productos derivados de los animales.

 

De todas maneras, debes estar bien informado para obtener la cantidad de nutrientes necesarios. Para eso, es en parte este artículo.

 

Ya sea porque estás a favor del respeto a la vida de todos los seres o porque quieres mejorar tu salud, si estás por empezar una dieta vegana, lo más importante a tener en cuenta y que te puede llegar a preocupar, es acerca del calcio, hierro y vitamina B12.

 

Pero tranquilo/a, como dijimos anteriormente, la mayoría de las cosas que se dicen son mitos. A continuación vamos a explicar bien sobre estos nutrientes y cómo obtenerlos.

 

HIERRO

 

 

El hierro es un elemento necesario en el cuerpo para que se forme la sangre. El cuerpo humano contiene normalmente de 3 a 4 gr. de hierro, del que más de la mitad se encuentra en forma de hemoglobina, el pigmento rojo de la sangre. La hemoglobina transporta el oxígeno de los pulmones a los tejidos. El hierro es el constituyente de un gran número de enzimas. La mioglobina, proteína muscular, contiene hierro, así como el hígado, una fuente importante durante los primeros meses de vida. El remanente de hierro en el cuerpo varía sobre todo debido a la dieta, y las pérdidas del cuerpo son generalmente pequeñas, aunque las mujeres pierden hierro durante la menstruación.

Dosis de hierro

Según estudios en Reino Unido, la cantidad diaria recomendada al menos para el 97% de la población, se de termina según la persona y la edad, como se muestra en la siguente tabla.

Tipo de persona (Dosis necesaria)

  • Bebés de 0 a 3 meses (1,7 mg /día)
  • Bebés hasta 12 meses (7,8 mg / día)
  • Niños ( 6,1 a 8,7 mg / día)
  • Adolescentes (11,3 a 14,8 mg/día)
  • Hombres (8,7 mg / día)
  • Mujeres (14,8 mg /día)

 

La dosis dietética recomendada en EE.UU. es similar, con 10 mg al día para hombres y mujeres post-menopáusicas, 15 mg para adolescentes y mujeres pre-menopáusicas, y una dosis extra de 15 mg para mujeres embarazadas.

Fuentes veganas de hierro

 

Las mejores fuentes de hierro son las frutas deshidratadas, cereales integrales, frutos secos,  hortalizas de hojas verdes, semillas y legumbres. La harina de soja, el perejil, el berro, las melazas y las algas comestibles, también contienen hierro pero por lo general se consumen en menos cantidad.

 

Tipo de comida (cantidad)

  • Pistachos (14 gr)
  • Anacardos (tostados) (32 gr)
  • Lentejas (57 gr)
  • Garbanzos (hervidos) (95 gr)
  • Pan integral (74 gr)
  • Semillas de sésamo o tahín (19 gr)
  • Melazas (22 gr)
  • Albaricoques (secos) (59 gr)
  • Espinacas (hervidas) (125 gr)

 

Los veganos toman grandes cantidades de hierro, y aunque el hierro de origen vegetal se absorbe con menor facilidad que el de origen animal, debido a la gran cantidad de vitamina C que consumen que refuerza la absorción del hierro. Diferentes estudios han demostrado que la cantidad de hierro en los veganos es normal y que la falta de hierro no es más común que en el resto de la población.

 

 

CALCIO

La leche de vaca, queso y otros productos lácteos, han sido recomendados durante mucho tiempo como una fuente rica en calcio. Pero lo cierto es que pueden estar dañándote más que aportándote salud.

La leche de vaca está específicamente formulada para sus becerros, quienes son arrebatados de sus madres constantemente preñadas para que los humanos puedan tomar su leche. Además, la leche de vaca es ácida.

 

La gente que consume productos lácteos expele mayores cantidades de calcio, pues sus cuerpos utilizan sus reservas de calcio para alcalinizar el pH del líquido. El calcio es posteriormente expulsado en la orina.

 

De hecho, estudios demostraron que consumir dos o más vasos de leche al día pone a las personas en un riesgo mayor de romperse las caderas y los brazos en comparación con quienes consumen uno o menos vasos de leche al día.

 

Si quieres retener el calcio que consumes, prueba estas fuentes de calcio veganas, que harán que tus huesos sean más fuertes, en lugar de debilitarlos como lo hacen los productos lácteos:

  • 1 taza Guisantes de ojo negro (370mg de calcio)
  • 56 gramos de Semillas de ajonjolí (560mg de calcio)
  • 3 y ½ tazas de col rizada (305mg de calcio)
  • 1 y ½ tazas de nabos verdes (300mg de calcio)
  • 2 tazas de frijoles blancos (380mg de calcio)
  • 1 taza de tofu firme (860mg)

 

 

 

VITAMINA B12

 

 

La vitamina B12 de las dietas seguidas por vegetarianos y veganos siempre es un tema de debate.

 

La Vitamina B12, también llamada cobalamina, debido a que contiene cobalto. Es una vitamina esencial para el funcionamiento normal del cerebro, del sistema nervioso, para la formación de la sangre y de varias proteínas. Normalmente está implicada en el metabolismo de las células del cuerpo humano, especialmente en la síntesis y regulación del ADN.

 

Aunque las recomendaciones de la cantidad necesaria de la vitamina B12 son muy pequeñas, una deficiencia de ella es un problema muy grave que puede provocar anemia, enfermedades cardíacas o complicaciones en el embarazo y que conduce, en el peor de los casos, a un daño nervioso irreversible. La vitamina B12 es especialmente importante durante el embarazo y la lactancia y para los bebés y los niños.

 

Solo las bacterias y las arqueobacterias son las responsables de su producción, ya que tienen las enzimas necesarias para su síntesis. Los animales obtienen su vitamina B12 al comer los alimentos contaminados con ella, y, como consecuencia, se convierten en una fuente de dicha vitamina.

 

Los alimentos vegetales no la contienen, excepto cuando están contaminados por microorganismos o están enriquecidos. Por lo tanto, los veganos tienen que consumir los alimentos fortificados o suplementos para obtener la cantidad necesaria.

 

Hoy en día se habla mucho sobre el tema de vegetarianismo y la carencia de la vitamina B12 en las personas veganas. Sin embargo, aunque se piense que la carne y otros alimentos de origen animal poseen vitamina B12, sus cantidades son muy pequeñas. Por ejemplo, deberíamos comernos al menos 3 huevos al día para cubrir la cantidad diaria recomendada.

 

Todos los animales tenemos reservas de B12 en los tejidos, por eso la carne que se consume tiene esta vitamina, pero no es la manera más eficiente de obtenerla. Se conoce que el procesamiento de la leche puede provocar pérdidas considerables de cobalamina, lo que hace que la leche resulte insuficiente como fuente única de vitamina B12. Además, los estudios comprueban que la mayoría de la población y un 30% de mujeres embarazadas tienen bajos valores de B12 en sangre.

Esto significa que el déficit de B12 no solo ocurre por el hecho de ser vegano.

La dosis diaria recomendada de la vitamina B12 para un adulto es de 2,4 microgramos al día. El cuerpo humano puede almacenar entre 2 y 5 miligramos de vitamina B12 y sólo expulsa una fracción muy pequeña de ella al día. Sin embargo, para evitar el déficit, el almacenamiento debe reponerse continuamente de la dieta o de los suplementos.

 

La mejor forma de cubrir esta cantidad es procurar consumir leche vegetal fortificada, levadura de cerveza enriquecida, análogos de carne a base de proteína vegetal enriquecidos, cereales de desayuno y barritas energéticas enriquecidas o suplementos de la vitamina B12 o multivitamínicos veganos.

 

La mayoría de los veganos obtienen suficiente cantidad de la vitamina B12 con el consumo de los alimentos enriquecidos. Para cubrir la cantidad diaria recomendada, un vegano debe consumir dichos alimentos 2 ó 3 veces al día para obtener al menos 3 microgramos de B12.

 

Los veganos que optan por un suplemento deben recordar tomarlo con regularidad. A pesar de que algunos suplementos superan varias veces la dosis recomendada, cuando la vitamina B12 se consume en cantidades altas no se absorbe por completo. Esto significa que debes tomar un suplemento de 25-100 microgramos diariamente o un suplemento de 1000 microgramos dos veces por semana o un suplemento de 2000 microgramos una vez a la semana.

 

Esperamos que esta información sea provechosa y puedas comenzar con confianza tu dieta vegana.

 

Continue Reading

Espacio Vegetariano

Menos Harinas, Mas Salud

Published

on

Diversos estudios han demostrado, una y otra vez, que reducir el consumo de harinas refinadas y consumir carbohidratos saludables, mejoran considerablemente nuestra salud.

 

No por nada, a las personas que padecen celiaquía (intolerancia al trigo, avena, centeno y cebada) los llaman “personas de intestinos inteligentes”

 

Durante miles de años las personas han consumido harinas, ya sea pan, galletas, pastas, etcétera, y muchos se extrañan de ésta enfermedad que “apareció recientemente”. Lo cierto es que por los procesos que les aplican a los diversos cereales con los que se fabrica harina, éstos se han vuelto tóxicos y letales para el organismo.

 

No es que la enfermedad no haya existido hasta la actualidad, sino que la gente fallecía de diversos tipos de cáncer que afectaban directamente al sistema digestivo. Se creía que era una cuestión hereditaria, hasta que descubrieron ésta verdadera causa.

 

Celíaco o no, dejar de consumir harinas refinadas, aporta muchos beneficios.

 

Beneficios:

 

  1. Ideal para las personas con sobrepeso, contribuye a adelgazar rápidamente sin comer menos.

 

  1. Sensación de saciedad. Al no comer harinas y alimentarte de otras cosas como infusiones, yogur, frutas, frutos secos, etcétera, tu sensación de saciedad será mayor. Lo que lleva a picar menos entre comidas.

 

  1. El nivel de triglicéridos en sangre se reduce considerablemente, ya que el hígado crea grasa a partir de la glucosa proveniente de éstos carbohidratos.

 

  1. Crece el nivel de colesterol bueno.

 

  1. Niveles de insulina estables, lo que reduce la posibilidad de complicaciones de salud.

 

  1. Normaliza la presión sanguínea.

 

  1. Reducción considerable del riesgo de enfermedades cardiovasculares.

 

  1. En personas pre-diabéticas o propensas a sufrir diabetes adquirida, hay mucha probabilidad de tener la enfermedad bajo control, incluso sin medicación.

 

 

¿Qué sucede en tu cuerpo si dejas de comer harinas?

 

 

El 75% de alimentos de consumo diario preparado o prefabricados contiene harina. Y no es para menos, su alto contenido en fibra, vitamina A, B1, B5, C, E y K, lo convierten en un alimento ideal. Sin embargo, las harinas empleadas, en su mayoría son refinadas y, es aquí donde se puede convertir en un alimento perjudicial para el organismo, ya que pierden todas sus propiedades.

 

El consumo excesivo de alimentos refinados está relacionado a padecimientos y trastornos incluyendo enfermedades graves, como el cáncer.

Las harinas refinadas principalmente pueden ocasionar desde problemas de hipertensión, mucosidad y flemas, hasta diabetes, debido al proceso que sufren los granos, dando por resultado un compuesto llamado “aloxano” el cual es altamente perjudicial y curiosamente es el compuesto principal de los panes.

Los antojos desaparecerán y el peso se regula

 

La harina de trigo contiene una propiedad llamada gliadina, esta se encarga de llevar una señal al cerebro que a su vez activa el apetito. Vale recordar también que la harina refinada que contienen los alimentos, suele contener cantidades elevadas de azúcar, este efecto aumenta la glucemia y por tanto el apetito aparece de inmediato.

En resumen, dejar el consumo de harinas refinadas reduce tu peso y te permite controlarlo a voluntad.

 

 

 

Aceleración del metabolismo.

Diversos estudios demostraron que si se deja de consumir harina el metabolismo se acelera y el índice de glucemia baja. En otras palabras, la digestión es más rápida y el aumento de presión arterial es casi nulo.

 

La harina contiene un componente llamado lecitina que provoca inflamación en el revestimiento del intestino y crea fisuras entre células.

La harina refinada o industrial tiende a perder hasta el 80% de su fibra. Sin este componente la persona termina consumiendo carbohidratos de liberación rápida, que perjudica al estómago.

Nivel de colesterol bajo.

Si dejas de comer harinas el colesterol que circula por el cuerpo se mantiene a niveles bajos, lo que evita trastornos cardíacos como infartos, o bien, los temibles accidentes cerebrovasculares.

 

El colesterol “malo” LDL se mantiene a niveles bajos y el bueno (HDL) predomina.

El PH equilibrado

El cuerpo mantiene con máximo cuidado el equilibrio de PH interno, cualquier alteración que provoque su cambio tiene consecuencias leves o graves.

El PH normal del cuerpo es de 7.4. Consumir harinas obliga al cuerpo a quitar el calcio de los huesos para preservar el equilibrio.

En consecuencia, las probabilidades de padecer osteoporosis se elevan. Básicamente los huesos se van degenerando, pierden su densidad y las fracturas suceden con más frecuencia. Evitar la harina industrial es una de las medidas para contrarrestar este efecto.

 

Harinas refinadas y azúcar

 

Según expertos, al ingerir harinas refinadas el cuerpo capta azúcar en exceso dentro de las células. Esto puede modificar el transporte de los nutrientes y provocar lesiones celulares.

 

A nivel orgánico, se alteran muchas funciones metabólicas y hormonales; a nivel cerebral ocurre otro problema, actúa con quimiorreceptores que a corto o largo plazo pueden llegar a desarrollar una dependencia, al igual que con las drogas.

 

 

 

Harinas integrales.

 

Las harinas integrales proporcionan energía en forma gradual, sin desequilibrar los niveles de glucosa en la sangre.

 

Sus calorías son metabolizadas por el hígado, transformadas en glucosa y distribuidas en el organismo en forma de energía que se libera conforme el cuerpo lo necesita.

 

En cambio, para obtener harinas blancas, los cereales experimentan un proceso de molienda y refinamiento que implica aplastar y trocear los granos enteros para despojarlos del salvado (rico en fibra) y del germen (que contiene vitaminas, proteínas, minerales y grasas insaturadas).

 

Luego del proceso, solo quedan los hidratos de carbono, que convierten a las harinas blancas o refinadas en un alimento pobre desde el punto de vista nutricional.

 

 

 

En resumen, podemos afirmar que dejar de consumir harinas refinadas aportará muchos beneficios a tu salud, como te mostramos en éste artículo.

 

Contrario a lo que se creé, las harinas no sacian, al contrario, dan mayor sensación de hambre.

 

Por lo que te recomendamos suplantarlas. Hoy en día, puedes encontrar muchísimos productos libres de ellas.

 

Durante el día, en vez de picar galletas o pan, puedes comer leche con un mix de cereales, ensalada de frutas, yogur con frutas frescas, deshidratadas y frutos secos. Si necesitas algo más sustancioso, puedes optar por galletas de arroz, o pan integral.

 

En dietéticas y tiendas naturistas, puedes conseguir infinidad de harinas sanas para preparar tus propias recetas.

 

Los frijoles de todo tipo, son una excelente fuente de carbohidratos sanos y de lenta absorción, lo que te aportará energía por mayor tiempo.

Ahora que leíste éste artículo, anímate a dejar las harinas y comprueba los resultados por ti mismo/a.

 

 

 

Continue Reading

Espacio Vegetariano

VEGANISMO – Consejos para una Dieta Equilibrada.

Published

on

Consejos para una dieta equilibrada.

 

 

“Mi cuerpo no será la tumba para otras criaturas” (Leonardo Da Vinci)

 

El veganismo es otro movimiento que está en contínuo crecimiento, ya que, cada vez más y más personas eligen este estilo de vida.

 

Primero debemos entender la diferencia entre veganismo y vegetarianismo. Vegetariano es aquél que no come animales, pero consume sus derivados como huevos, lácteos, o incluso asiste a espectáculos donde los animales son protagonistas.

Dentro de éstos te puedes encontrar a los ovo-lacto vegetarianos que no consume carnes, pero si huevo o derivados de la leche.

 

Un vegano es aquel que está en contra de todo tipo de maltrato animal, es decir, no solo no consume carne, tampoco consume nada que provenga de un ser vivo explotado. No es sólo un plan alimenticio, es una filosofía de vida.

 

Ser vegano puede resultar un tanto más difícil, ya que muchos productos que podemos consumir habitualmente suelen tener compuestos de origen animal.

Por ejemplo: si vas a comprar pan, en muchos casos utilizan grasa vacuna en la preparación; si necesitas un medicamento o producto de belleza, muchos laboratorios hacen pruebas en animales; los alimentos balanceados para tus mascotas, en su mayoría provienen de explotación animal; y si vamos al caso, el elástico de tu ropa interior proviene de insectos.

 

De todas formas, ser vegano en la actualidad, no es tan difícil como era antes.

Gracias al avance tecnológico puedes descargarte aplicaciones que te ofrecen listados de productos aptos para el consumo vegano de acuerdo al país en el cual vivas. Por lo que a la hora de ir al supermercado, ya no necesitarás leer cada etiqueta. Tan solo con entrar desde tu móvil a la aplicación, encontraras todos los productos aptos para tu consumo.

Además, en internet puedes encontrar a la venta productos como ropa vegana, alimento para mascotas vegano, y todo lo que te puedas imaginar.

Sin mencionar la cantidad de productos que se han desarrollado a base de nuevas recetas, y que son excelentes sustitutos, como el queso vegano, la veganesa, los bifes de seitán, salami vegetal, pollo vegano, etc.

 

EL CONSUMO DE CARNE Y SUS CONTRAS.

 

 

Como decía Albert Einstein, “No hay nada que beneficie más la salud humana y aumentar las posibilidades de supervivencia en la tierra como la evolución hacia una dieta vegetariana”.

 

Pese a la cantidad de personas que creé que ser vegetariano o vegano, es sinónimo de estar enfermo por falta de proteínas, cada vez salen más y más estudios a la luz que demuestran lo contrario, y que, señalan que el consumo de carnes y lácteos son perjudiciales para la salud.

Diversas investigaciones llevaron a la conclusión de que el consumo de carnes, es la principal causa de enfermedades, tales como; gota, producida por el exceso de ácido úrico en la sangre por consumir demasiada carne; aumenta el riesgo de infartos y aneurismas, ya que las grasas saturadas de la carne aumentan el colesterol en la sangre, lo que puede a su vez generar diabetes; y es la principal causa de obesidad.

En cuanto al consumo de lácteos, diversos estudios demuestran que las mujeres que consumen más leche, son más propensas a tener cáncer de mama.

Otro estudio demuestra que las personas que consumen carnes, padecen con mayor frecuencia estrés.

 

Esos son los puntos importantes desde la perspectiva de la salud, pero cabe destacar también, que el hecho de criar animales para la industria cárnica, acarrea diversos problemas a nivel ambiental.

Y si eres de las personas que aman a los animales, seguramente sabrás de la crueldad a la que son sometidos en criaderos y mataderos.

“La industria cárnica es el Holocausto de los animales” (Gary Yourofsky)

 

CONSEJOS PARA TENER UNA DIETA VEGANA EQUILIBRADA.

 

 

Ya sea por una cuestión de mejorar tu salud, o, por respetar y cuidar la vida de los animales, lo cierto es que hay cosas que debes saber si comienzas tu dieta vegana o vegetariana.

Antes que nada, debemos terminar con el mito de que la carne tiene vitaminas que no podemos encontrar en los vegetales.

Todo lo que necesitamos para nuestro cuerpo, lo encontramos en el reino vegetal, en las verduras, frutas, frutas secas, setas, semillas, legumbres y cereales.

Hay miles de opciones para suplantar las carnes y lácteos.

 

Veamos ahora unos consejos para que lleves con éxito tu dieta vegana o vegetariana.

 

  1. Los mejores de la carne, tanto por el nivel proteico como el de aminoácidos, son la soja y los garbanzos. Con ellas te puedes hacer todo tipo de comidas como hamburguesas, ensaladas, estofados.

Por supuesto que lleva su tiempo ya que debes poner las legumbres a remojar en agua por ocho horas, y luego recién hervirlas para realizar las combinaciones que más te gusten.

Respecto a la soja, o soya, contiene mucha grasa, pero al ser vegetal, es sana para el cuerpo. No se acumula como las grasas de la carne. También a esta legumbres la puedes conseguir texturizada, la cual no requiere cocción sino solamente hidratación, lo que la vuelve muy práctica ya que te ahorras tiempo en la cocina.

Además las legumbres son de lenta absorción, lo que las hace aptas para diabéticos y también para deportistas.

 

  1. Si lo que te preocupa es el calcio, éste lo puedes conseguir en buenas cantidades en alimentos como: semillas de sésamo y chía, judías, brocoli, en las hiervas aromáticas, en el jugo de naranja, y en almendras. Con las almendras te puedes hacer una deliciosa leche. Hay muchas recetas de leches veganas en internet.
  1. En cuanto al omega 3 que por lo general obtienes de los peces, o como agregado en la leche vacuna, lo puedes suplantar con semillas de lino, chía, cáñamo, también en nueces, aceite de linaza y de canola.

 

  1. Respecto al tan temido faltante de vitamina B12, también llamada cianocobalamina, la puedes obtener de alimentos como las algas Nobi, y aloe vera. Pero también el consumo de semillas oleaginosas pueden ser fuente de cobalto y radicales ciano y anino para el organismo, lo que facilita el trabajo de las bacterias en nuestros intestinos para generar la vitamina B12.

 

  1. Es muy importante que varíes tus alimentos, cada día intenta comer diferentes verduras y frutas para mantener tu cuerpo bien nutrido en vitaminas. La quinoa es un alimento que aporta un alto nivel vitamínico. Recuerda incorporar frutos secos y semillas.

 

  1. No caigas en el consumo excesivo de harinas. Al digerirse más rápido las verduras, la sensación de hambre puede ser más frecuentes. Por esto muchas personas caen en el error de comer muchas harinas para saciarse. Lo cual no es recomendable porque aumentarás tu peso y puedes enfermar por falta de vitaminas.
  1. Para obtener hierro y evitar la anemia, es necesario comer verduras de hojas verdes como: espinaca, acelga, lechuga, col rizada, hojas de nabo. Particularmente la espinaca aporta el 35% de la dosis diaria recomendada.

 

  1. Si tienes miedo de no tener suficientes vitaminas, puedes tomar suplementos dietarios.

 

  1. No dejes de hacerte chequeos médicos y visitar a tu nutricionista para asegurarte de que te mantienes en perfecto estado de salud.

 

¡Éxitos en tu nueva dieta!

 

   

 

blog

Pagina de inicio

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 David Michigan