La formación online junto con la tecnología, la red informática, ha logrado evolucionar durante mucho tiempo y se puede observar que hoy en día, ha logrado impactar mucho más los ámbitos en los que estamos acostumbrados a transitar.

Esta relación que se estableció entre lo educativo y lo digital ha cambiado los hábitos, las costumbres, las culturas, los lenguajes, las modalidades, las maneras de trabajar y los métodos pedagógicos para que las personas tengan mayores oportunidades y posibilidades de formarse desde otra perspectiva.

Sin lugar a dudas, el ámbito educativo digital trae consigo beneficios y ventajas que quizás nunca hayamos pensando obtener, ya que el desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación nos han permitido, por una parte, transmitir nuestros saberes y conocimientos como formadores digitales y por otra parte, recibir una educación de calidad para nuestro crecimiento como estudiantes digitales.

Si bien la formación online existió siempre, en esta nueva etapa ha podido innovarse, renovarse y ofrecer contenidos, recursos, materiales y herramientas para poder mejorar los procesos de enseñanza, de comunicación e interacción entre alumno y profesor. Lo más novedoso y llamativo es que al ingresar a internet desde cualquier dispositivo, podemos adquirir formación online al instante, desde cualquier lugar, en el momento que queramos. Sabemos que el motor principal de toda formación, son los estudiantes que deciden aprender de manera digital.

Sin embargo no todos desean aprender desde plataformas tecnológicas, en muchos casos las personas no se animan, no confían en los contenidos, en su certificación, en su valor, o simplemente no tienen tiempo para este tipo de cosas. No todos somos iguales y efectivamente pensamos completamente diferente, por eso hay personas que no creen ni piensan que es una pérdida de tiempo hacer una formación en la web.

Los comentarios, testimonios y muchas cosas más, hacen que la formación pueda crecer o no en la sociedad del conocimiento. Por eso en este artículo veremos que hay detrás de todo esto, cuál es la verdad de la formación online, ¿existen mitos o creencias sobre ella?

Tratemos de romper con esas dudas, con esos mitos y barreras, vamos a la realidad para que puedas conocer más sobre la formación en línea. En muchos casos creemos que este tipo de enseñanza supera la educación tradicional y realmente no es así. El espacio de aprendizaje digital no ha surgido para reemplazar la presencial, sino más bien para poder mejorar aquellos métodos pedagógicos y buscar una nueva modalidad para que todos puedan acceder a ella. La educación de calidad la vemos tanto en las academias físicas como así también en las plataformas digitales. ¿Qué es lo que cambia? Simplemente el medio por el que se transmiten los saberes.

En ambas situaciones el formador provee al estudiante de materiales didácticos, de bibliografías, de lecturas adicionales, de actividades recreativas y comunicativas, etc. La diferencia radica en la manera en cómo los contenidos se implementan a las nuevas tecnologías, permitiendo que las personas accedan sin importar la distancia y el tiempo, pero sus características, significado y valor siguen siendo los mismos.

Otras de las cosas que escuchamos a menudo sobre la formación online, es su valor, su certificación y la gran mayoría no accede a ellas por un tema de “papeles” por así decirlo. La formación en línea se trata de elegir una temática que deseamos aprender para implementar esos conocimientos a nuestro ámbito laboral, profesional. Hoy en día la modalidad de formación pasa a segundo plano, porque lo que más importa en este sentido es cuánto sabes y si lo haces realmente bien, interesan aquellas habilidades y capacidades que adquirimos luego de terminar de cursar una formación online.

Muchos están convencidos que realizar una formación en línea es mucho más fácil, que le podemos dedicar el tiempo que queramos, que los docentes no tienen la misma capacidad que nuestros profesores que nos enseñan de manera presencial o que no saben usar la tecnología por eso los cursos no son exitosos y muchos mitos más que no todos conocemos.

Tenemos que tener claro, que el rol de los educadores es siempre el mismo, simplemente quieren educar y lograr un crecimiento en las personas tratando de implementar nuevas técnicas para la educación, haciendo uso correcto de las herramientas tecnológicas, algo que los jóvenes utilizan a diario para conectarse y comunicarse con otras personas, para entretenerse. Su objetivo siempre es crear un vínculo de respeto y confianza para una mejor educación.

Como estudiantes, el tiempo que le dediquemos al estudio es muy importante, porque eso nos permitirá seguir avanzando y no estancarse. Se trata de poder darle el valor que se merece una formación ya sea presencial o en línea pero que nos permita ser lo que nos apasiona, no es una tarea sencilla, pero es posible.

👉 Haz click aquí! Aún hay muchas cosas que no sabes sobre la formación online.

https://www.davidmichigan.com

https://www.themichiganacademy.com