Para aumentar constantemente tu fuerza, expondremos 5 ejercicios muy simples pero muy " desafiantes " para realizar en tu semana de entrenamiento.

1) La " dead hang"

Es solo una cuestión de dejarse colgar de una barra de dominadas. Cuanto más gruesa sea la barra, más se estresarán tus antebrazos . Apunta a hacerlo durante 30 segundos primero, luego 1 minuto, luego 1 minuto 30 ... aumentando gradualmente tu mejor marca personal, establece objetivos específicos, por ejemplo 30 segundos más cada semana y luego cada 15 días.

Tiempo! Esta es la mejor manera de superar tu récord anterior y continuar progresando, ya que hay mucho margen de mejora, especialmente si recién estás comenzando.

Este ejercicio te dará una fuerza tremenda para las dominadas y los pesos muertos.

2) El " soporte manual de pared "

En este ejercicio isométrico, párate de espaldas a la pared, posiciona montando los pies en la pared para que tu cuerpo esté más cerca de la pared y estabilízate en tus manos.

¡Cuidado con el descenso! Permanece en tus manos el mayor tiempo posible. Solo los dedos del pie pueden tocar la pared.

Este ejercicio te dará una fuerza inconmensurable en tus hombros.

Una vez dominado, hazlo con una mano, alternando tu mano durante unos quince segundos, luego, cuando estés cómodo, unos treinta segundos.

3) La "plancha Avanzada"

En la tabla, avanza las manos lo más lejos posible de tu cuerpo sin colapsar. Incluso puedes usar las yemas de tus dedos. Usa tus abdominales para mantenerte energizado.

Este ejercicio es fundamental para desarrollar tu cinturón abdominal, lo que te permite realizar ejercicios más avanzados y generalmente aumenta tu fuerza.

4) La sentadilla en pared

Inclínate contra la pared, tratando de formar un ángulo recto en las rodillas ( entre la tibia y el fémur) y en las caderas (entre los fémures y el lumbar). Intenta no pasar las puntas de los pies con las rodillas.

Este ejercicio fortalecerá tu fuerza fenomenalmente. Apunta a un número alto ( mínimo 3 minutos de isometría).

5) Chakrasana

Un ejercicio incómodo que te permitirá llevar tu fuerza al siguiente nivel. Esto es hacer lo mejor que puedas para mantener tus brazos alineados con tu cabeza y cuello, mientras miras entre sus manos y mantienes tus caderas empujadas hacia el cielo.

Aguanta tano como sea posible.

Mantén esta postura durante 3 a 5 minutos mientras respiras bien, sin bloquear la inspiración o la espiración. Optimiza el uso de los músculos de tu cuerpo.

Esta postura es excelente para ganar fuerza en todo el cuerpo, así como flexibilidad y equilibrio.

Ganarás mucho practicando estos ejercicios además de tu rutina habitual. No te desanimes: el dolor y la sensación de ardor pueden volverse muy intensos, es un desafío para tu mente. Respira especialmente profundamente y lentamente. Concéntrate y entra en trance.

Se muy progresivo y escribe tus resultados, para mejorar cada vez.