Sabemos que a medida que han pasado los años, las herramientas digitales fueron cambiando y transformándose notablemente dentro de todos los ámbitos sociales. Hoy en día todas las personas tenemos acceso a la red a través de numerosos dispositivos tecnológicos tales como notebook, celular, Tablet, hasta computadoras de escritorio.  Estamos conectados la mayoría del tiempo, visitando páginas web, mirando videos, escuchando música, comunicándonos por medio de redes sociales, comprando cualquier tipo de artículo, leyendo un libro, diario o revista e incluso estudiando a través de las plataformas educativas.

Entre sus ventajas y beneficios, podemos decir que la web nos ofrece una multiplicidad de tareas por hacer y nos permite acceder y usar sus diferentes herramientas desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Muchas de las personas usamos exclusivamente internet para formarnos profesionalmente. Podemos observar que las nuevas tecnologías de la información y la comunicación nos dan la posibilidad de usar materiales y contenidos para poder estudiar de una manera mucho más tranquila, cómoda, segura, atractiva e interesante.

La educación en línea actualmente y debido a su gran evolución en el mundo de la tecnología, se ha convertido en un elemento necesario y primordial para los estudiantes, también para aquellos adultos que necesitan perfeccionarse en sus respectivas tareas o carreras. Sin embargo no todo el mundo se siente a gusto o poco frecuentan estos nuevos métodos de enseñanza y aprendizaje.

Está claro que las nuevas técnicas educativas digitales son muy buenas para la formación continua, ya que ayudan a generar saberes y conocimientos, desarrollando cada una de nuestras capacidades profesionales.

Nos preguntamos por qué algunas personas no se atreven a hacer una formación online. La idea de este artículo es que conozcamos o podamos explicar este cuestionamiento, o explicar por qué deciden abandonar un curso durante su desarrollo y pensar qué es lo que hace falta para que esos sujetos sociales puedan  incorporar nuevos métodos educativos a su vida diaria.

En ciertas ocasiones se cree que todo lo que engloba internet no es seguro ni confiable. Llegamos a pesar que la información y sus contenidos no son del todo ciertos. Sin embargo, es una duda que está siempre latente y es una de las excusas para no atreverse a hacer una formación en línea. Pero para ello también existe una clara solución y es verificar el sitio web o la plataforma educativa a la que queremos ingresar..

Es muy importante que conozcamos cómo funciona el mundo digital y poder navegar de una manera mucho más segura y responsable, evitando por ejemplo enlaces sospechosos, no accediendo a plataformas que no tengan una buena reputación o descargar contenidos de sitios oficiales. Si decidimos hacer una formación online, es necesario que investiguemos un medio social que sea confiable y que tenga una mayor visualización y popularidad en el mercado digital. Lo importante es acceder a medios recomendados y que nos brinden todo aquello que estamos buscando para educarnos.

Surge la duda también en el camino. Es decir, nos inscribimos en un curso sobre cualquier temática, accedemos por un  tiempo a cada una de sus clases, de sus actividades y también de sus  evoluciones, pero llega un momento en el que los estudiantes deciden abandonarlo todo. ¿Y por qué sucede esto? Hay dos explicaciones...

La primera es que no logramos cumplir con el tiempo que queremos dedicarle al curso. No se trata de una falta de irresponsabilidad, porque pueden surgir inconvenientes personales en su transcurso. Por eso cada vez que nos planteamos estudiar digitalmente, debemos ser conscientes de todo lo que ello conlleva y pensar que existe una flexibilidad horaria para llevarlo a cabo y que es posible que podamos manejar nuestro tiempo sin tener que dejar de lado nuestro estudio.

La segunda explicación tiene que ver con la información y el contenido que nos están brindando los educadores. Sus clases pueden resultarnos aburridas, puede ser que no se suba el material correcto o no puedas entender lo que se te enseña, como así también que tu instructor no se comunique o relacione constantemente contigo, etc. Existen muchos factores para que un curso no salga del todo bien y tenga resultados negativos y eso va a depender exclusivamente del rol que ocupe el profesor. En este caso, y como lo hemos mencionado anteriormente, necesitamos plataformas que aseguren la calidad de nuestra formación.

Finalmente muchos de nosotros queremos saber qué es lo que hace falta para que más personas se atrevan a formarse por medio de las plataformas educativas online. La respuesta es muy sencilla y simplemente basta con querer adquirir más conocimientos de los que ya tenemos, es querer y necesitar desarrollar todas nuestras habilidades. Queda claro que un curso en línea debe atraer nuestra atención y eso es algo de lo que los educadores deberán perfeccionar para cumplir con nuestras necesidades formativas. Atreverse es arriesgar y cumplir con nuestras metas, utilizando la tecnología que hoy se nos ofrece.

👉 Haz click aquí para comenzar ¡ATRÉVETE! El Conocimiento es lo único que jamás te podrán arrebatar.

https://www.davidmichigan.com

https://www.themichiganacademy.com