Cuando dejamos la primaria, luego la secundaria, tenemos que pensar qué camino nos toca elegir ahora, estudiar una carrera, una especialidad, prepararnos para el futuro, para la etapa laboral. Una vez que nos graduamos pensamos que eso es todo, que nuestro aprendizaje debe quedar a ese nivel y listo. Sin embargo no todos tenemos esos pensamientos y a pesar de todo, queremos seguir capacitándonos en el área que hemos elegido, queremos ser mejores en lo que trabajamos, por eso decidimos hacer cursos en línea, formaciones online para poder actualizar nuestros saberes y conocimientos y seguir aprendiendo a través de nuevas modalidades pedagógicas.

Pero creemos que la edad nos limita  a hacer este tipo de actividades, o que hasta cierta edad podemos estudiar y la realidad es otra completamente diferente, porque en la vida nunca dejamos de adquirir conocimientos ya que nos ayudan a seguir creciendo. Mientras tengamos la oportunidad y nuestras habilidades y capacidades nos lo permitan, podemos seguir aprendiendo, estudiando otras carreras, reforzando los saberes, etc. Hoy en día, gracias a la innovación de las tecnologías de la información y la comunicación tenemos a nuestro alcance los medios para poder formarnos, ya que Internet cuenta con una gran variedad de cursos digitales con temática sumamente interesante y motivadoras para todas las edades.

El formador digital siempre tiende a elegir un público joven, que le resulte más sencillo para la enseñanza pero son muy pocas las personas que se dedican a crear cursos para los jubilados, para la tercera edad y es un tema que no ha tenido mucha repercusión últimamente, pero está claro que ellos son parte de una sociedad que necesita seguir capacitándose.

En este artículo abordaremos la temática de los cursos en línea que existen para las personas mayores  y si estamos en la línea de crear cursos, podremos saber qué técnicas podremos usar para adaptarlas a este contexto y a este público.

Lo más importante es que aquel que ya se jubiló y ha cumplido con sus metas profesionales y laborales, pueda seguir en constante actividad, para que no pueda perder  todo lo que ha aprendido a lo largo de la vida, e incorporar nuevos conceptos, contenidos, información, acepciones que se manejan  en la nueva era social-digital. Siempre quedan cosas pendientes, actividades que quedaron en suspenso o profesiones que por el tiempo o el dinero no hemos podido estudiar. Déjenme decirles que este es el momento de poder hacerlo, porque Internet nos proporciona todas las herramientas y recursos para lograr hacerlo realidad.

Desde paginas gratuitas a plataformas pagas, podemos encontrar de todo en la web, unas que cumplan con nuestras necesidades y expectativas, otras que no nos llamen tanto la atención. Lo importante es buscar una que nos guste.

Muchas veces creemos que los adultos mayores no pueden manejar las herramientas tecnológicas, pero lo cierto es que en muchos casos esto cuesta un poco más pero eso no quiere decir que no tengan la habilidad y la capacidad para saber cómo funcionan. Si hay algo característico en ellos es que siempre están motivados, dispuestos a emprender cualquier actividad, de tomar el desafío y cumplir con sus objetivos.

El rol del educador, de aquel que crea un curso para los adultos mayores, es muy importante en la etapa formativa, porque debemos implementar nuevas técnicas, mejores métodos de aprendizaje y manejar no solo la paciencia y el respeto en ellos sino también su tiempo. ¿Puede costarles un poco más lograr aprender? Si los comparas con los jóvenes, la respuesta es sí pero lo más extraordinario en los adultos es su responsabilidad, su seguridad  y la atención que prestan a los contenidos y lecturas.

👉 ¡Haz click aquí! Empieza a crear un curso innovador para adultos mayores!

https://www.davidmichigan.com

https://www.themichiganacademy.com