Los cursos online han logrado tener éxito durante los últimos años, debido a la demanda constante por parte de los jóvenes y también de los adultos. Y esto parece no tener fin, ya que las personas han decidido invertir su tiempo en seguir aprendiendo, pero con una nueva modalidad. Lo educativo se une a lo tecnológico para cumplir con las expectativas de los sujetos sociales y darles la posibilidad de elegir nuevos métodos de formación.

Existe dentro de la sociedad, la necesidad de poder contar con cursos digitales para poder facilitar la incorporación de diversos recursos y materiales audiovisuales e informáticos, con la finalidad de crear un proceso continuo de enseñanza, en donde se generan espacios para la comunicación, para trasmitir conocimientos e información, superando a su vez las limitaciones del espacio y del tiempo.

Hoy los cursos cumplen una función muy importante en la vida de las personas. Esta unión entre lo educativo y las nuevas tecnologías ha permitido establecer una nueva manera de construir saberes, de generar nuevos lenguajes y nuevas culturas, para que todos tengamos la posibilidad de estudiar a través de los medios sociales digitales, de la web, de las plataformas educativas.

Cada uno de los ámbitos de la sociedad se está digitalizando, el cual no ha sido rechazado debido a los beneficios que se ofrecen como por ejemplo en el espacio educativo, en donde tenemos a nuestro alcance, herramientas, materiales, recursos, técnicas, para poder llevar adelante la creación de un curso.

La idea de este artículo es poder guiarte para que puedas crear un curso en tan solo 24 horas, que quizás parece mucho o poco tiempo para llevarlo a cabo, pero debemos ser conscientes de que el tiempo vale oro y debemos aprovecharlo al máximo para  cumplir con nuestras metas.

¿Qué es lo que necesitamos para crear un curso en tan poco tiempo? El desafío es sencillo, pero tienes que darte tu tiempo para hacerlo con claridad, creando un buen contenido para poder colocarlo en el mercado educativo lo más antes posible.

Lo primero es fácil y seguramente no te llevará mucho tiempo. Se trata del tema que vas a enseñar en el curso. Debe ser algo en lo que ya te has capacitado previamente, algo en lo que te gusta explayarte y conoces de punta a punta. Cuando decidimos crear un curso es porque ya hemos pensado la temática que vamos a enseñar, entonces resulta más sencillo y práctico  buscar el contenido que daremos. Lo importante es que sea cual sea nuestra temática, podamos transmitir nuestras capacidades y saberes de una manera correcta. Mientras más hacemos lo que nos apasiona, mejores son los resultados.

Tenemos que tener presente que al crear un curso, tenemos que dar lo mejor de nosotros, dar una buena imagen para que nuestros estudiantes puedan confiar en aquello que les brindamos. Ejercemos nuestro papel de docentes con el objetivo de poder generar conocimiento, brindar una educación, conseguir el crecimiento personal y profesional, ofreciendo materiales y recursos para su formación. El rol de formador es muy importante porque le podrá dar al curso mayor credibilidad y lograr que los alumnos quieran aprender. Por eso nuestro perfil debe coincidir con nuestra trayectoria y experiencia en el sistema educativo digital y transmitir a las personas nuestras metas y valores.

¿Sabías que el contenido influye mucho en un curso? Seguramente tienes conocimiento de ello porque ya lo venimos mencionando varias veces y no es algo menor o que debemos dejar pasar. Un buen contenido atrae a los estudiantes, siempre y cuando este sea dinámico, eficiente, real. Hemos definido nuestro público para continuar creando nuestro curso pero la base de una formación está en su contenido. En este caso es importante que tengas un plan de estudios, una metodología ya estructurada, el tiempo que va a durar el curso, y de qué manera lo llevaras a cabo, es decir, incorporando lecturas, imágenes, podcasts, actividades recreativas educativas, usando nuevas técnicas,  entre otros. Recuerda que debes mantener bien despiertos a tus estudiantes y que cualquier error puede provocar que no continúen o simplemente se aburran con la información que les das. Piensa bien antes de llevar adelante una estructura o planificación, porque tus contenidos deben se interactivos, interesantes y motivadores.

Lo que sigue es poder elegir una plataforma adecuada para colocar tu curso. Tenemos la oportunidad de que hoy en día, internet nos ofrece muchas de ellas, algunas gratuitas, otras pagas pero con la finalidad de que puedas enseñar y vendas tu propio curso. Debes elegir una que se adapte a tu necesidad, principio y objetivos como formador.  Una vez que estés seguro, simplemente lánzala al mercado educativo digital y espera que los estudiantes se sumen, captando su atención. Utiliza todas las redes sociales para promocionarlo, porque como bien sabes, las personas están todo el tiempo conectadas y la idea es que puedan visualizar tu contenido y así poder aprender.

¿Puedes lograr crear un curso en 24 horas? Nada es imposible cuando queremos lograr las cosas, cuando hacemos lo que nos apasiona. Es un proceso rápido pero debes estar atento a los detalles y elegir correctamente tu temática, contenido y la plataforma adecuada.

👉 ¡Haz click aquí para crear tu curso! Tus 24 horas comienzan en 3...2...1...

https://www.davidmichigan.com

https://www.themichiganacademy.com