Estamos en una época en donde todo se ha digitalizado. Ahora es posible realizar cualquier tipo de actividades dentro de la red informática como comprar ropa o calzado en tiendas digitales, ir al supermercado, interactuar y comunicarnos con otras personas a través de las redes sociales, escuchar música o ver películas, realizar juegos de entretenimiento, crear o hacer cursos de formación o capacitación, etc. Internet nos ha dado la posibilidad de acceder y usar herramientas y recursos digitales para poder cambiar nuestra forma de vivir cotidianamente.

Pero si existe algún espacio que se haya trasformado notablemente es el ámbito formativo, que ha logrado entrar al mundo tecnológico rápidamente y de una manera positiva, rompiendo con la brecha digital, con los estereotipos, con las limitaciones del espacio y del tiempo, dándonos la oportunidad de adaptar una nueva modalidad de enseñanza a nuestro crecimiento o ofreciéndonos temáticas, especialidades que antes no podíamos estudiar y que ahora con la nueva era digital se hace posible por medio de grandes plataformas online. Esos son los beneficios que como estudiantes podemos obtener, inscribirnos en un curso en línea, llevarlo a cabo desde cualquier lugar, a través de un dispositivo tecnológico y organizando nuestros tiempos.

Como ya sabemos, existen muchos cursos en línea que podemos elegir, buscar temáticas que nos llamen la atención, estudiar algo que nos apasione. Podemos entrar temas relacionados a los negocios, a la publicidad, a la comunicación, a la música, al marketing, al arte, a la contabilidad, entre otros. Y estas formaciones las podemos encontrar en diferentes plataformas educativas tales como Udemy, Edx, Coursera, etc. Debemos orientarnos hacia aquella que mejor se adapte a nuestras necesidades, para poder cumplir con nuestras expectativas y objetivos profesionales.

Pero no todos  los temas son iguales, los diferencia su modalidad, su plan de estudios, su estructura metodológica, sus contenidos, sus actividades. Hay algunas que requieren un mayor esfuerzo, mayor entendimiento y que duran un poco más. Esto no quiere decir que algunas sean menos que otras, que no tengan la misma importancia, sin embargo es todo lo contrario. Hay cursos que se han vuelto más populares y visibles que otros y entre todos esos, están los cursos de contabilidad. Un tema bastante complicado para la mayoría pero sumamente interesante y atrapante. Por eso en este artículo vamos a hablar sobre la manera de cómo enseñar contabilidad en línea y que plataformas podemos usar para aprender.

En primer lugar hagamos una breve reseña sobre qué es la contabilidad y para qué sirve. Tal como lo define Wikipedia, la contabilidad es una disciplina que se encarga de estudiar, medir y analizar el patrimonio y la situación económica financiera de una empresa u organización, con el fin de facilitar la toma de decisiones en el seno de la misma y el control externo, presentando la información, previamente registrada, de manera sistemática y útil para las distintas partes interesadas. A través de ella se pueden registrar cada uno de las operaciones económicas, para poder verificar y tener conocimiento de dónde viene lo que la empresa posee, cuál fue su destino y lo que queda.

¿Para qué sirve? Justamente para poder registrar cada movimiento económico de un determinado negocio comercial y de esta manera elaborar los estados contables del mismo. No todos estamos interesados en esta temática pero aquellos que emprenden un negocio, este rol es bastante importante y vital.

Tenemos la suerte de que hoy en día, la contabilidad también pueda formar parte de la era digital, porque los jóvenes de hoy sienten mucha curiosidad por esta modalidad y con ella la contabilidad es un tema que los formadores quieren  enseñar utilizando los recursos y herramientas tecnológicas para poder lograrlo.

Pero ¿Cómo enseñar contabilidad? Como cualquier curso online. Simplemente tienes que crear tu contenido y poner en marcha tu formación sobre contabilidad. Como profesores digitales debemos tener la capacidad de poder diseñar un plan de enseñanza y estar pendiente del desarrollo de nuestros estudiantes en relación a su aprendizaje, acompañado de técnicas, prácticas y métodos que les permitan entender los conceptos. Las actividades deben estar orientadas al rol que cumplen las empresas, la economía y las finanzas adquiridas, se trata de que el alumno reciba actividades vinculadas a la práctica para conocer el funcionamiento contable de un negocio.

👉 ¡Haz click aquí y empieza a dar los mejores cursos de contabilidad!

https://www.davidmichigan.com

https://www.themichiganacademy.com