La humanidad se ha caracterizado a lo largo de los años por estar siempre en la búsqueda de algo. Buscamos la verdad, buscamos poseer, buscamos mejorar la calidad de vida, la salud. Y hay algo que siempre hemos buscado: el secreto de la juventud.

Lo cierto es que envejecer es un proceso biológico natural que no se puede detener. Todos tenemos que afrontarlo en algún momento de nuestras idas.

En todas las personas, comienza el proceso en determinada edad de nuestras vidas. Por lo general es a partir de los 45 años, pero en algunos casos, por factores externos como una mala alimentación, la exposición a los rayos UV, la exposición continua a toxinas, pueden acelerar el proceso.

Si bien hay una amplia variedad de tratamientos internos y externos para retrasar sus signos, lo cierto es que es inevitable.

Lo más preocupante, más allá de las arrugas en la piel, son la aparición de afecciones físicas que trae aparejado el envejecimiento, afectando nuestra calidad de vida.

Algo fundamental para mantenernos en buen estado, además del ejercicio físico, es la alimentación. Mantener una dieta equilibrada y rica en nutrientes, nos lleva a mantener nuestro cuerpo sano.

A continuación dejamos una pequeña guía de alimentos que promueven la juventud, para que incorpores a tu dieta diaria.

AGUACATE

El aguacate contiene grasas monoinsaturadas y aminoácidos esenciales que promueven la regeneración de las células promoiendo un cuerpo sano y joven. Estas sustancias controlan también los desequilibrios en los procesos inflamatorios del cuerpo, disminuyendo el riesdo de enfermedades articulares y del sistema cardiovascular.

También contiene gran cantidad de vitamina E, poderoso antioxidante que revierte los efectos del daño celular en la piel.

Puedes comerlo cortado en pequeños trozos, junto a pimiento picado y/o cebolla picada chiquita, con un pequeño toque de sal y limón.

Puedes también hacerlo papilla con un poco de limón para acompañar tus emparedados, tu carne.

Puedes agregarlo, cortado en cubos, a tus ensaladas.

BAYAS

Ingerir bayas mejora la circulación de la sangre, lo cual lleva a una mayor oxigenación celular que retrasan la aparición de los signos de la edad.

Aportan vitaminas, fibra y minerales esenciales para los sistemas principales del cuerpo. Actúa como antioxidante gracias a su gran contenido de vitamina C, que promueve también la producción de colágeno y elastina que son beneficiosos para la piel.

Puedes comerlas directamente, agregarlas a un yogur, a un pastel, a una gelatina, puedes incluso hacer un licuado, bañarlas en chocolate o preparar mermelada.

CHOCOLATE AMARGO.

El chocolate amargo, es aquel elaborado con más del 60% de cacao. Contiene gran cantidad de antioxidantes y grasas saludables que ayudan a frenar el envejecimiento celular.

Sus nutrientes, además de brindar un plus de energía, promueven el proceso de regeneración para evitar trastornos crónicos e inflamatorios.

También brinda interesantes beneficios a la salud cognitiva, a la vez que mejora el estado de ánimo y la concentración.

Puedes comerlo directamente, en mouse, en pasteles, colocar un trozo en un tazón de leche caliente

FRUTOS SECOS

Contienen colágeno y otros aminoácidos que apoyan el proceso de regeneración celular. Tienen muchas propiedades contra el envejecimiento de los órganos internos y la piel.

Algunos de ellos contienen omega 3 y vitamina E, que protegen contra la inflamación y las toxinas.

En cuanto a los frutos secos, puedes también comerlos directamente, cortarlos en trozos y agregarlos a tus ensaladas, bañarlos en chocolate, preparar turrones. Puedes también tostarlos y guardarlos en un frasco para agregarlos a tus comidas o postres.

Con ellos también puedes preparar diferentes leches ricas y nutritivas.

MELONES

Son muy ricos en antioxidantes y agua, y bajos en calorías. Por eso es muy implementado en planes nutricionales.

Tienen propiedades diuréticas, antiinflamatorias y depurativas que en conjunto ayudan a combatir la retención de líquidos y las toxinas.

Puedes comerlo directamente, prepararte licuados, agregar trocitos de melón a la gelatina antes de ponerla a enfriar, en un pastel, con yogur, etcétera.

VERDURAS DE HOJAS VERDES

Se caracterizan por su alto aporte de fibras, proteínas y antioxidantes de alta calidad que promueven la actividad celular y fortalecen el sistema inmunológico.

Aportan beta-caroteno que ejercen un efecto protector en la piel y los ojos, ya que disminuyen el deterioro causado por los rayos del sol y la contaminación.

Son excelentes alimentos para la protección general del organismo. Además ayudan a reducir el colesterol y al presión alta, por ende, reducen también el riesgo de afecciones cardiovasculares.

Estas se pueden comer crudas en ensaladas, acompañadas con aceite de oliva, queso rallado, frutos secos picados, semillas, ajo, aceto balsámico.

También se pueden preparar pequeñas croquetas, tortillas, como relleno de tartas, pastas, empanadas, en souflé, salteadas para acompañar.

ZANAHORIAS

Ricas en compuestos antioxidantes como el beta-caroteno, gran aporte de minerales y agua. Ofrecen protección a la salud visual, brindan barrera protectora contra el daño por oxidación de las células, contrarrestan los efectos negativos de los radicales libres y el sol. De esta manera evitan el envejecimiento prematuro y las enfermedades crónicas asociadas a este.

Las puedes comer crudas, en ensalada, en puré, salteadas, hervidas, al vapor, al horno. Para acompañar arroz o carne. Agregadas en salsas de tomate o para realizar pasteles.

Si bien estos alimentos aportan beneficios para mantener un cuerpo joven, lo cierto es que no es cuestión de ingerir por ingerir. Tenemos que tener una dieta equilibrada y sana para que nuestro organismo se beneficie de ello, y que se note el efecto en nuestro cuerpo. Así también debemos incorporar otros hábitos saludables y eliminar malos hábitos.

El excesivo consumo desmedido de alcohol, tabaco y cualquier otro tipo de drogas, o una exposición prolongada al sol, afectan nuestro cuerpo interna y externamente. Si tienes el hábito de tomar una copita de vino después de comer, está bien. Si fumas hasta cuatro cigarrillos al día, está bien. No notarás tanto el daño. El consumo excesivo de sustancias tóxicas es lo que nos lleva al desgaste.

Es fundamental complementar con un plan de ejercicio semanal. Caminatas al aire libre, correr, ir al gym, yoga, danzas, artes marciales, deportes. Cualquier actividad que potencie tu salud.

¡Anímate a incorporar estos alimentos a tu dieta diaria, goza del ejercicio y que tengas buena salud!